Holagzaneria (tomado de “El libro de los Elogios”)

Tiembla, todo tiembla:
tiemblan lo decrépito y lo parco,
lo anárquico, lo apto, la tiniebla
tiembla.
Tiembla la magia, y la avidez tiembla.
El espesor, lo empírico y lo escéptico
tiemblan. Todo tiembla.

Tiembla todo,
tiembla lo imaginario, y el tiempo,
las dudas, el espacio, la cautela

tiemblan.
Tiemblan lo endeble, las sobras, la cuestión.
Tiembla la rebelión, lo necio tiembla.
La cosmovisión, lo hipodérmico, el género.
Todo tiembla

Tiembla todo excepto aquél:
el que salió volando de improvisto
tras el temblor de la golondrina muerta.

Entretanto,
el silencio duerme sobre la insensatez
junto a lo lúgubre,
y el sueño yace en el recinto
Mientras el trabajo es crucificado…
Ahora sí, todo es calma.

Anuncios

~ por Franco en 31 de enero de 2008.

Una respuesta to “Holagzaneria (tomado de “El libro de los Elogios”)”

  1. […] este blog forman parte de ese mismo conjunto de cosas: Lujuria y mis ganas de tener sexo eterno y Holgazanería y mis prejuicios acerca del mercado laboral capitalista. De “ira” convendría decir, además, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: