CONVERSACIONES CON UN ALMA. (Crítica al zapateo de Juan Ignacio Sago).

Exordio:
Estrategia vil del alma inocua,
Esquivando disparos del otrora
Tiroteo sangriento y despiadado
Del pecado y del pueblo ensimismados.

Abre paso, el alma entorpecida
A la lluvia de cenizas impugnable
Que conjura, sedienta de armonía,
Una música lejana, insoportable.

Abre paso, entre gentes de este pueblo
Siempre lúgubre e imbuido en el velorio
Eterno de sus héroes más preciados,
Y de sus rutas y caminos destruidos.

Hoy es hiel y las manos deshuesadas,
Inocentes, incólumes y a salvo.
Ahora es hiel el alma tosca deambulando
Por la esquina donde fue asesinada.

Escena: Única
– Descansa, pobre muerto. Descansa.
Vete al infierno o a los cielos.
No lamentes sin lágrimas el momento,
Halla el camino de los muertos.

– ¡Pero tú que me dices si estás vivo!
Si te duelen los brazos y las piernas.
Si tu voz es aliento del olvido:
Nunca dices y nunca haces nada.

Soledad en esta esquina estoy buscando.
No interrumpas mis anhelos quebrantados.
Vete al sitio de los vivos: alocado
Y déjame en paz, vagabundeando.

– ¡Pero tú estás muerto y no es éste tu lugar!
No aguardes, no detengas ¡zapatea!
El silencio duerme, reposa y te espera.
Anda, despiértalo, despiértalo y entra

Alma estática: conmuévete un instante.
Mis palabras quieren ser como espadas:
Las mismas que en la tarde del brumario
Despertaron tu silencio más oscuro.

-¡Tú eres Krow: asesino, adulador!
Débil, tibio, impuro y sin agallas.
Fue tu espada empuñada la asesina
Y tu jefe, Napoleón, el gran canalla.

Pero tú, insulsa bestia atolondrada,
No consigues, si deseas, redención
¿Por qué eres desalmado y tan cobarde
que mataste a un “enemigo” y de tu bando?

– fuiste tú, estúpido me exhortaste
a que entierre mi espada en tus entrañas.
Con palabras y frases lastimeras
Condenabas a mi ser a los rebajes.

Si matar al cínico es pecado,
Permíteme Belcebú ir a tu reino
Cuando muera de viejo o en combate
O redime, Dios mío, mis embates.

– ni el infierno, ni el cielo corresponden
a las almas, asesinas, desconfiadas.
Sólo estar en la esquina de la muerte
Recordando el dolor de las espadas.

Epílogo:
– de una vez y parta siempre.

Anuncios

~ por Franco en 27 de agosto de 2007.

Una respuesta to “CONVERSACIONES CON UN ALMA. (Crítica al zapateo de Juan Ignacio Sago).”

  1. […] Conversaciones con un alma se lo debo a Juan  Sago (alias el Turco), el creado de Pierde un turno y espera, quien me pidió una crítica a una poesía suya. Yo tardé un mes en hacerle la crítica, y se la hice en forma de poesía. Algo semejante pasó con“Esa noche llovía, aunque aquí nadie pidió una crítica de mi parte. Es que Bruno Cappello no hubiese tenido ganas de escuchar esa crítica. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: