¡Ay Alina!

A Alina le sientan bien todas

las esquinas:

la lluvia sin paraguas y la fuga

de las golondrinas.

Le gustan ciertos soles de

dos colores

y contornos de libros acordes

a los roles

que asume dependiendo con quién

se vaya a dormir.

A Alina le gusta partir.

Le sienta bien llevarse bien

callados los sueños a la cama.

Alina no puede dejar de pensar

En una sola de mis canas

(me dice)

-y no le creo-.

El tiempo transcurre muy

deprisa cuando Alina

acaricia.

El viento detiene su

brisa, el cielo con su

avaricia la llena de

flores a Alina.

Alina descubre

caminos alternativos

que ningún pájaro altivo

puede descifrar.

Alina no es una sorpresa

más,

es la tiranía vestida de

amor.

Alina no nació para amar

sino que cayó por error.

A Alina le gustan

todos y cada uno menos

yo

Anuncios

~ por Franco en 30 de octubre de 2010.

3 comentarios to “¡Ay Alina!”

  1. Lindo

  2. buenisimo

  3. Hey! Pero que acabo de descubrir? Me encanto, muy lindo, de verdad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: